10 Curiosidades sobre el estupendo sentido de la audición

El sentido de la audición es extraordinario, para quienes están acostumbrados a tenerlo al cien por ciento de su operatividad, quizá le subestimen un tanto, llegándose a sorprender increíblemente de su importancia, si debieran pasar un día entero sin hacer uso de éste, pues nuestros sentidos se complementan entre sí y cuando uno falta, no somos tan ágiles para orientarnos y manejarnos en nuestra cotidianidad.

10 Curiosidades sobre el estupendo sentido de la audiciónAsí pues, usualmente al hablar con alguien la vista y la audición trabajan en conjunto para hacer de la comunicación un proceso más efectivo, cuando dependemos de uno solo de estos sentidos, puede que seamos un poco más lentos, al menos hasta acostumbrarnos. Sin embargo, en el caso de nuestra audición, es posible que no debamos simplemente resignarnos a perderla o a escuchar de manera deficiente si tenemos algún inconveniente en este sentido, porque actualmente existen incluso, audífonos baratos para este tipo de problemas.

Ahora bien, a continuación conoce 10 aspectos interesantes sobre el sentido de la audición que quizá no sepas y que te ayudarán a valorar más a este maravilloso sentido;

  1. La cera es un mecanismo de autolimpieza del oído, para protegerlo del polvo y la fricción.
  2. Si limpias demasiado tus oídos, quitas toda la cera y puedes quedar sordo por exponerte al daño de la membrana timpánica.
  3. Antiguamente los marineros tenían la creencia de que la perforación de una oreja mejoraba la visión.
  4. La primera causa de sordera es; exponerse a sonidos muy fuertes, por ello no se recomienda utilizar audífonos con un excesivo volumen, porque el daño puede ser permanente.
  5. El oído humano puede escuchar sonidos entre los 20 Hz y 20.000 Hz.
  6. El oído interno está conectado directamente al cerebro, por lo que, si nuestro oído tiene problemas de salud, nuestro equilibrio puede verse afectado.10 Curiosidades sobre el estupendo sentido de la audición
  7. El oído contiene los tres huesos más pequeños del cuerpo
  8. Las serpientes no tienen oídos, para escuchar u orientarse en tal sentido, utilizan los huesos de su mandíbula.
  9. Los oídos también se conectan con el sentido del gusto, ayudando a identificar sabores, pues colaboran en la transmisión al cerebro sobre las señales de éstos, por ello, si nuestros oídos están afectados, es posible que nuestra capacidad de conocer los sabores también.
  10. Cuando los oídos zumban, se debe a que el sonido que se está produciendo en el entorno supera la audición natural límite para nosotros.

¿Cuántos de estos datos conocías? ¿Quieres agregar otro? ¡Adelante!

Deja tu comentario!