¿Por qué se extinguió el megalodon?

Este tiburón gigante es uno de los misterios más grandes y controversiales del mundo. ¿Quieres saber cuáles son las teorías que engloban su extinción? Lee a continuación y entérate

El tema de la extinción del megalodon es uno de los más álgidos y estudiados. Aunque existió durante el cenozoico, hace unos 15 millones de años, hay gente que asegura haber visto su estructura pasearse por los mares. Sin embargo, las condiciones de los océanos de hoy en día, harían imposible la supervivencia de este gigantesco tiburón.

Es decir, ya hace cerca de 3 millones de años sucedió el cierre del paso marítimo de Centroamérica, fue un evento que comenzó cambios significativos ambientales, principalmente en la fauna del mundo entero. Fueron esos cambios los que propiciaron la extinción del megalodon.

Asimismo, algunos otros eventos son importantes de señalar como parte de ese proceso de desaparición. ¡No te los pierdas!

Enfriamiento oceánico:

Un suceso importante que marcó el inicio de la glaciación del Hemisferior Norte fue el Istmo de Panamá. La influencia fundamental de éste reside en que, cambió muchísimo la forma en la que sucedía la circulación oceánica global. Ello, en consecuencia, dio como resultado el enfriamiento del planeta.

Posteriormente, ese enfriamiento ocasionó que se redujeran los niveles del mar por la formación de grandes volúmenes de hielo. Es decir, hubo, por así decirlo, varias “edades de hielo” que, a la larga, enfriaron mucho los océanos.

Ese declive de las temperaturas oceánicas dio como resultado la extinción del megalodon que prefería las aguas cálidas.

Disminución de alimentos:

Otro motivo que se une al anterior es la extinción progresiva de muchas especies de cetáceos que eran el alimento predilecto de un superdepredador como lo era el megalodon. La disminución de alimento se debe también al cierre del Istmo de Panamá que ocasionó que, los cetáceos de aguas cálidas se extinguieran y quedaran algunos en los sitios más fríos que el megalodon no frecuentaba.

Nuevas especies:

Por último, la aparición de diferentes nuevas especies, especialmente de depredadores del género Orcinus, durante el Plioceno, puede entenderse como la sustitución de los cetáceos desaparecidos. Sin embargo, en lugar de favorecer al megalodon, lo perjudicaron terriblemente al superarlo en la batalla ecológica de la supervivencia.

¿Qué te ha parecido esta información?

Deja tu comentario!