¿Sabías que los pecados capitales son las raíces del resto de pecados?

La iglesia católica apostólica y romana enseña una serie de principios y doctrinas a sus seguidores que deben tener un fundamento bíblico, sin embargo, aunque los pecados capitales considerados los causantes del resto de transgresiones existentes, no aparecen como un listado sagrado en los textos de la biblia, hay ejemplos de personajes antes, durante y después de Cristo, que daban evidencia de cometer actos terribles llevados por alguno de estos pecados, razón por la cual, terminaban perdiendo la gracia de Dios en sus vidas. Leer más…

Los pecados capitales son siete en total: lujuria, gula, avaricia, pereza, envidia, ira y soberbia. Si estudias detenidamente los diez mandamientos enseñados por el catolicismo, te darás cuenta de que, estos pueden ser transgredidos con mayor facilidad, si el cristiano no se protege de cometer algunos de los pecados mencionados.

Ahora bien, muchas personas al no tener un conocimiento exacto de donde proceden tales pecados, suelen creer que no tienen importancia, sin embargo, hechos extraordinarios registrados en la biblia fueron provocados  por alguno de los pecados capitales, tal como en el caso de la transformación del diablo, de ángel a demonio, cuando por soberbia despreció a Dios.

Otro acontecimiento registrado, en el que podemos observar cómo se cometió un acto terrible causado por uno de los 7 pecados capitales, fue el caso de David, un fiel siervo de Dios que envidió a uno de sus soldados, específicamente debido a su prometida, por quien fue capaz de mandar a matarlo, tomando a esta mujer como su esposa, para luego sufrir el terrible castigo divino debido a sus actos. En los tiempos de Jesús tenemos a Judas, quien traicionó al hijo de Dios por avaricia y así, muchos otros ejemplos.

De esta forma, puedes observar que aún cuando parezcan inofensivos, si no luchas contra los pecados capitales, cultivando cualidades que los contrarresten, podrías caer en actos que conlleven a cometer un pecado mortal, tal como le pasó a David que cayó en el homicidio indirecto de un hombre, o al mismo Satanás, quien después de ser uno de los ángeles más hermosos del cielo, fue condenado al repudio eterno.

Si aún no tienes claro en qué consiste cada uno de los pecados capitales, te invitamos a ingresar a http://www.7pecadoscapitales.org/ además de aclarar la definición de cada uno de ellos, podrás conocer la importancia que tienen en la vida de quienes los cometen y cómo corregir  rápidamente tu proceder si los identificas en tu forma de actuar.

Fortalecernos espiritualmente con el fin de mejorar nuestra forma de ser, es un asunto muy personal, sin embargo, es útil adquirir este tipo de conocimiento para comprender mejor como podemos lograrlo, así como las razones que nos motiven a esforzarnos en tal objetivo.

Deja tu comentario!